El Mercado de las Pulgas, un plan perfecto para días de lluvia.

El histórico mercado de antigüedades porteño es la opción ideal para hacer turismo en Buenos Aires. Un plan perfecto para disfrutar de la ciudad en un fin de semana lluvioso es visitar el histórico mercado de antigüedades porteño, conocido como Mercado de las Pulgas.


 Novedades
El Mercado de las Pulgas, un plan perfecto para días de lluvia
27/4/2016

Este mercado está ubicado en el barrio de Colegiales, entre las calles Álvarez Thomas, Concepción Arenal, General Enrique Martínez y Dorrego, y funciona de martes a domingo de 10 a 19 hs. Por fin de semana lo visitan alrededor de 7000 y 8000 personas debido al colorido de su propuesta y por ser un espacio cubierto.

"El mercado es un lindo paseo para hacer en familia y disfrutar del espacio público de la Ciudad. Hace unos años fue remodelado para que los vecinos puedan aprovecharlo y adquirir piezas únicas", expresó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad.

Dentro del Mercado, hay 166 puestos con todo tipo de mercadería como antigüedades, iluminación, muebles y vajilla. Se pueden encontrar desde piezas antiguas únicas de elevado valor, hasta objetos modernos usados. Los objetos varían en sus formas, tamaños y estilos, desde una lámpara antigua hasta un collar de perlas. Hoy en día, el mercado cuenta con aproximadamente 32 puestos de antigüedades; 38 de iluminación; 94 de muebles usados; 62 de objetos varios; 11 destinados a la cristalería, vajilla y porcelana; y 13 de objetos de arte, pintura, escultura y escenografía.

El mercado está muy bien organizado, cada puesto tiene un número y en los pasillos hay carteles con un mapa del lugar para ubicarse. Además, en cada puesto hay un teléfono y un nombre para contactar al vendedor en cualquier momento.

Por otro lado, además de la venta al público de productos se ofrece el servicio de restauración. En el caso de los muebles, la restauración consta de un pulido, encolado y lustre de las piezas. En su mayoría los objetos llegan al mercado después de haber sido comprados en remates. También se alquilan objetos para vidrieras, cortos publicitarios y filmaciones en general.

Los que visitan el mercado saben que van a buscar lo que no se encuentra en ningún otro lado, ya que los muebles y objetos más antiguos son piezas únicas europeas que ingresaron al país en la ola inmigratoria de 1920. Otra de las décadas que está muy presente es la del 70, a través de sus particulares objetos de ropa e iluminación.

El Mercado de las Pulgas comenzó a funcionar en 1988, estuvo en actividad durante 18 años consecutivos hasta diciembre de 2005 que debió mudarse a un predio contiguo hasta su puesta en valor. Fue reinaugurado a mediados del 2011 cuando volvió a su lugar original. El nombre del mercado se remonta a fines del siglo XVIII, cuando muchas personas recogían durante las noches los cachivaches y ropa que las familias de mayor poder adquisitivo desechaban porque ya no las necesitaban. Todo lo recolectado se vendía en un mercado, en puestos pequeños y como no eran tiempos en los que la higiene fuese primordial, los objetos llegaban con pulgas a la casa del comprador.

Ver Guía Comercial









Etiquetas:

Barrio,
 
ciudad,
 
eventos en la ciudad,
 
Destacadas,
 
 







.